Imprimir
Inicio »Opinión, Salud  »

Instituto Finlay: De las vacunas y una vieja deuda

| 16 |

Científicos del Instituto Finlay de Vacunas. Foto: Archivo/Cubadebate

Quizá por eso de que derechos heredados cuesta más valorarlos porque se asumen como parte de lo que corresponde, nunca reparé de pequeña en la trascendencia de la vacunación.

Poner el hombro en la escuela primaria cuando anunciaban que tocaba inmunizar contra algo, era tan natural como que estábamos allí para recibir lecciones y aprender. A fin de cuentas a esta edad llegábamos con más de un pinchazo.

En casa tranquilamente decía “hoy nos vacunaron”, mientras mami o la abuela se encargaban de anunciarme que si había algo de fiebre no pasaba nada, era la vacuna.

Seguían los días en que jugábamos en las aulas al “saludito” cuando alguien de la clase decidía recibirte con palmadas en el hombro y todos gritaban ¡la vacuna!

Y crecimos y no reparamos conscientemente en lo que representa que cada niña o niño cubano recibe hoy 11 inmunógenos que protegen contra 13 enfermedades, y ocho de ellos son de producción nacional. En otras palabras, se hacen en Cuba por manos cubanas.

Hasta que llegó la pandemia y las vacunas, esas viejas conocidas que siempre habían estado ahí, se convirtieron en tabla de salvación. Pasamos de disertar sobre pelota a sacar a la luz el médico que llevamos dentro y que fue mutando rápidamente a científico. Y entender de RBD, proteínas, subunidades, dosis, intervalos, inmunidad, se volvió parte de nuestra cotidianidad.

En ello he pensado hoy cuando además de celebrarse el Día de la Medicina Latinoamericana, un centro especial como el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) está cumpliendo tres décadas de fundado.

Llega a estos 30 años con una historia extraordinaria en la creación de vacunas preventivas contra múltiples enfermedades y el mérito de regalarle al pueblo cubano las Soberanas, ante la aciaga incertidumbre de la covid-19.

En días recientes su director, el doctor Vicente Verez, al hablar en la Mesa Redonda del hito que constituyó la vacuna cubana conjugada contra el Haemophilus influenzae tipo b, incorporada desde el año 2004 al esquema de vacunación del país y obtenida sobre un antígeno totalmente sintético decía:

“Saquemos una cuenta sencilla. De esta vacuna se han producido alrededor de 60 millones de dosis. Cada 100 mil dosis se salva la vida de un niño, que no sabemos quién es, cómo luce, pero es suficiente saberlos vivos. Al menos 6 000 niños se han salvado”.

No hay que entender mucho de química, vacunas o ciencia, para saber que este dato basta para agradecer que haya hombres y mujeres para los que la ciencia es vocación y servicio constante. En el Instituto Finlay de Vacunas hay muchos.

Foto: Archivo/Cubadebate.

Algunos datos podrían ilustrarnos mejor tamaña proeza. Las vacunas conjugadas como lo es Soberana 02, una tecnología desarrollada durante más de 15 años en el IFV, han tenido un gran impacto en los esquemas de vacunación infantil a nivel mundial, disminuyendo de forma dramática la incidencia de infecciones por bacterias como Haemophilus Influenzae, Neisseria meningitidis y Streptococcus pneumoniae.

La vacuna VA-MENGOC-BC, indicada para la inmunización activa contra la enfermedad meningocócica causada por los serogrupos B y C, desarrollada y obtenida en estas instalaciones, marcó la eliminación de la epidemia que afectaba principalmente a niños y adolescentes.

Después de la introducción en el país de las vacunas contra Haemophilus influenzae y los meningococos, el neumococo pasó a ser el patógeno fundamental que causa las neumonías y las meningitis bacterianas en los niños cubanos. De ahí que prevenir con una vacuna contra los neumococos tendría un impacto importante en la disminución de la incidencia de las neumonías y las meningitis bacterianas en la población infantil. Esa fue para el equipo de científicos del Finlay una certeza.

Un candidato vacunal propio contra este patógeno también se gestó en los laboratorios del instituto. La pandemia llegó en medio de ensayos clínicos prometedores. Hubo que parar y enfocarse en las Soberanas, pero el sueño materializado de un inmunógeno cubano contra los neumococos está a punto de hacerse realidad.

La covid no discriminó en edades y la ciencia tras las vacunas apostó a productos que sirvieran para inmunizarnos todos. Pero en estos casi dos años nunca se les vio a los científicos del Finlay más felices que cuando el ensayo clínico Soberana Pediatría comenzó y las vacunas llegaron a los pequeños.

“Hacemos vacunas para niños”, oí decir a más de uno.

Temprano circulaba en las redes un tuit en el que izaban juntos, en homenaje a Finlay, el prestigioso científico cubano cuyo nombre lleva el instituto, y al Día de la Medicina Latinoamericana, una enorme bandera cubana. Tan soberana como la ciencia hermosa que han construido y que a golpe de amor nos han hecho valorar. Gracias.

Foto: Cortesía del Instituto Finlay.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Taba dijo:

    Gracias a usted joven, por ser tan inteligente, hermosa y Revolucionaria.

  • selma gonzalez espinosa dijo:

    MIL GRACIAS Y MUCHÍSIMAS FELICIDADES A TODOS LOS CIENTÍFICOS DEL INSTITUTO FINLAY DE VACUNAS, POR SU OBRA MONUMENTAL, SU FE Y SU APEGO A LA VIDA Y A LA REVOLUCIÓN. .CUBA VAAAAA!!!

  • Dama dijo:

    Gracias también a la Dra Conchita Campa. Directora fundadora del Instituto Finlay. Honrar honra.

    • Luis C. dijo:

      Todo nuestro agradecimiento al equipo del IFV con Vérez al frente. Han hecho una obra extraordinaria de infinito amor en bien de la población cubana y mundial. Y claro que no podemos olvidar a Conchita, directora fundadora del centro y creadora de la vacuna contra la meningitis junto con el Dr. Sierra, lastimosamente desaparecido recientemente.

      • Antonio dijo:

        QUE BUENO QUE SE MENCIONA A LA Dra CONCHITA Y AL Dr. SIERRA, NO LOS VI MENCIONAR EN EL ARTICULO, CREO QUE SE MERECEN TAMBIEN ESE HOMENAJE, FUERON FUNDADORES IGUAL, DE MUCHO PRESTIGIO Y UNA CALIDAD HUMANA DIGNA DE COPIAR.

  • Lissette dijo:

    Felicitaciones y agradecimiento infinitos a quienes nos devolvieron la esperanza..

  • Luisa dijo:

    Infinitas gracias a todos!

    Cuando estará soberana plus para niños convalecientes?

  • Patri dijo:

    Felicidades a una de sus más grandes representantes, la Dra. Concepción Campa (Conchita). Excepcional científica caracterizada por su sencillez y talento.Nk olvidaremos nunca a los fundadores.

  • Julio Cesar dijo:

    Gracias por tantos años de sacrificio para proteger a nuestro pueblo, feliz día de la medicina

  • Jose Martienz dijo:

    A proposito del 3 Diciembre Dia de la Medicna Latino Americana, encuentro muy bien señalar lo importante para nosotros los Médicos que reusulta el Reconociemnto en los Actos realizados en cada Instituciópn de Salud como se relaizaron ayer, todo muy justo y sincero. Peo quiero señalar que la diferencia está en que cualqueir estimulo que se realice edebe estar en relación con los colegas que estuvieron en en La Linea Roja de la Covid 19 por esrtos 2 años de la Pandemia y que nuestro dirigente, nuestros medios recalquen que se trata de una hazaña laboral, porque estuvieron en riesgo de adquirir la enfermedad y de trasmitarla a sus familaires, asi como ahora mismo muchos no estan con nosotros y muchos aun estan convalecientes, nada puede opacar esa actitud de nuestros médicos y enfermeras. Las Vacunas ha detenido la Pandemia , pero nuestros medicos aun estan combatiendola.

  • Wilfredo dijo:

    Muchas felicidades a todo el equipo del Finlay, tuve la suerte de ser parte de un grupo de apoyo que en 2992 — 93, desde Cienfuegos, un año antes de la inauguración, participamos como apoyo técnico de la puesta en marcha de la nueva planta que entraría en producción, específicamente en las disciplinas de mantenimiento, siento como propio cada uno de sus logros y muy orgulloso de tener un centro como el Finlay.
    También tuve la suerte, en unión de mis compañeros, de participar las actividades hace 30 años.
    Felicidades de nuevo

  • Alfonso dijo:

    Pase la Covid en Mayo, me pusieron Soberana Plus dos meses después, o sea en Julio, y me gustaría saber cuando puedo ponerme la vacuna de refuerzo.

    Gracias
    Alfonso

  • TNT dijo:

    FELICIDADES A TODOS LOS CIENTÍFICOS DEL INSTITUTO FINLAY DE VACUNAS Y DE CUBA

  • María Elena Feijoo dijo:

    Felicidades Dr. Vicente Vérez y el colectivo-familia del Instituto Finlay de Vacunas.

  • Federico Fajardo dijo:

    Mis felicitaciones a todas las personas, que con su amor y sabiduría, han hecho todo lo posible, para contener y derrotar como lo están logrando, semejante flagelo de la humanidad, y así aportar con dedicación y sacrificio, a un mundo mejor y más saludable. Merecen por tal faena, un reconocimiento y las mas sinceras felicitaciones. Personas como ustedes, son las que hacen la diferencia entre el bien y el mal... Una vez mas, muchísimas gracias.

  • Carlos Cesar dijo:

    En este momento de alegria me acuerdo de Conchita, así nada más, así le gustaba llamarla Fidel, la fundadora del Finlay de las vacunas, de su compañero en la vida Rafel Pérez Cristiá, otro gran hombre que ayudó mucho en todo el desarrollo de las vacunas y compañero Director casi fundador del CECMED y del amigo Gustavo Sierra, valiente investigador,
    Besos y saludos para Conchita.
    Callava

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lisandra Fariñas Acosta

Lisandra Fariñas Acosta

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2011). Trabajó en el Periódico Granma (2011-2019). En Twitter: @LisyFA