Imprimir
Inicio »Especiales, Cultura  »

Silencio, va a hablar Enriqueta Favez (+ Fotos)

| 6 |

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Sobre el escenario, Enrique está acostado, enroscado en sí mismo, y lleva una flor entre las manos. Comienza la obra y llueve. Enrique, el médico que ha desembarcado en la Baracoa de 1819, llega a casa lloviendo. Espera a Juana, que no vuelve, que no volverá.

Así inicia “Favez”, la más reciente propuesta teatral de Argos Teatro, que se presentó al público durante el mes de noviembre en la sede de la compañía en la capital cubana. La obra –basada en el libro “Por andar vestida de hombre”, del historiador Julio César González Pagés– recorre la vida de la suiza Enriqueta Favez, primera mujer en ejercer la medicina en Cuba. En una sociedad decimonónica con arraigados prejuicios sobre el papel de la mujer, médicos solo podían ser los hombres.

El monólogo, interpretado por la actriz Liliana Lam, muestra las luces y sombras del personaje, quien se hace pasar por hombre para estudiar Medicina en París, integrar el ejército de Napoleón y luego curar a los enfermos más pobres en el oriente de Cuba. Favez se convierte en un símbolo de la resiliencia, en una mujer que transgrede su época y nos sigue dejando, 200 años después, una enseñanza extraordinaria.

Liliana Lam –guionista junto al director de la obra, Alberto Corona– comenta que la vida de Enriqueta Favez la cautivó desde que leyó el libro de González Pagés en el año 2012: “Desde 2014 yo quería hacer algo sobre Favez, pero andaba en muchas cosas, televisión, teatro, tuve mi primera niña… En 2019 retomé el libro y ahí me dije ‘tengo que hacer un monólogo’”.

Lam cuenta que la obra teatral es la quinta que escribe sobre Favez. “Tengo otras cuatro, pero no están terminadas. Cuando empezó la pandemia le dije a Alberto que se volviera a leer el libro, que podíamos hacer la obra juntos. Y así la construimos”.

Enriqueta Favez, interpretada por la actriz Liliana Lam. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Enriqueta, o Enrique, vestida de hombre, se mueve por el escenario. Le habla al tío, reconstruye su vida, “un calvario de vida”, dice. Sufre la traición de Juana de León, con quien se ha casado; luego el juicio, la condena, la prisión, el destierro, el convento, la desesperanza y la esperanza, y la necesidad de reinventarse constantemente, de luchar contra los cánones establecidos. De Baracoa a La Habana, de La Habana a Nueva Orleans, porque para el colonialismo español era imperdonable que una mujer ejerciera la medicina y sostuviera matrimonio con alguien de su mismo sexo.

“Todo lo que aparece en la obra es real, nosotros lo que le dimos ciertos giros dramatúrgicos para crear tensión, suspenso. Costó trabajo, pero escribimos la obra en 15 o 20 días de 9 pm a 2 am. Alberto y yo somos pareja hace 11 años y tenemos dos niñas, había que esperar a que se durmieran y después comenzábamos a trabajar. A veces con sueño, pero lo hicimos. Cuando la terminamos llamamos a Julio para leérsela, él se emocionó mucho. Al otro día llamamos a Carlos Celdrán y se la leímos también, y le encantó”, comenta Liliana Lam, quien ha vuelto sobre las tablas tras cuatro años de ausencia.

“Celdrán nos apoyó mucho, y eso fue fundamental. Alberto me dirigió maravillosamente. Tuvimos momentos de broncas –las que no hemos tenido como pareja–, pero eso forma parte de los ensayos. Alberto y yo perseguimos el teatro realista, lo más sincero posible; nos interesa mucho el teatro de la verdad, de poder dar sentimientos genuinos”, agrega desde las afueras de Argos.

Obra de teatro “Favez”, dirigida por Alberto Corona. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

En ello coincide el actor Alberto Corona, quien dirige por primera vez una propuesta teatral: “A nosotros nos interesa que el público se sensibilice partiendo de un carácter, de una historia contada desde las sensaciones y las experiencias”.

Lili entra al teatro, Alberto queda en el portal de la sede, mueve la fosforera, prende un cigarro y añade: “Carlos Celdrán siempre dice que las obras dramatúrgicas se terminan en el escenario. Y es así. Nosotros escribimos Favez y cuando empezamos a montar la obra y dirigirla aquí, comenzamos a sentirla y la misma obra se fue modificando”.

Dice que “Enriqueta es un ser que tiene una historia atravesada por la tragedia, la desgracia. Es un personaje que a los cinco años pierde a sus padres, a los 15 se casa con alguien que no deseaba, más adelante pierde a su hijo, a su tío. Luego tiene su historia con Juana y le sucede algo tan duro… Vemos un viaje de un ser que transgrede y ¿por qué nos llega? Por todo lo que hizo, su fuerza, su carácter, intransigencia, el deseo de cambiar su futuro. Y eso la hace grande”.

Hagamos silencio entonces, va a hablarnos Enriqueta Favez, 200 años después. Y hay que escucharla. Está sobre el escenario, con una flor entre las manos. “Caerme y levantarme, una y mil veces”, sentencia.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro e interpretada por la actriz Liliana Lam. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Favez se convierte en un símbolo de la resiliencia, en una mujer que transgrede su época. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Obra de teatro “Favez”, estrenada recientemente en Argos Teatro. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raquel dijo:

    Hay otra obra de teatro que trata la historia. Infierno en la trapa. Incluso esa puesta se transmitió en Cubavision.
    Fue un gran éxito y el vestuario resultó de gran atractivo por ser de papel.
    Realmente es una muy buena historia. Gracias a todos los que hacen posible el disfrute del buen teatro cubano. Felicidades

  • Elina Hernandez dijo:

    Elina Dice: gracias a Liliana y Alberto.Valieron las madrugadas.Muy buen resultado.Mi reconocimiento

  • juana dijo:

    tremendos actores, muy buena obra por lo que he leido, los vi tambien defendiendola cuando fueron invitados Al Mediodia en la Tv, que sigan asi, Felicidades

  • Dado dijo:

    Cuando tendremos en Cuba "Teatro en la Red" ?, para los que no vivimos en la Habana, o radican en el exterior, podamos disfrutar de BUEN Teatro, como éste que se promociona en este artículo

  • Persona dijo:

    Excelente la actuacion de la actriz, emociona bien hondo....a pesar de ser una historia conocida, nunca deja de tener al publico atento y con los sentimientos a flor de piel... muy buena realizacion, aplausos!!!! La tematica de la obra mas que vigente, demuestra el mal que se le hace a las personas cuando se las castiga con los prejuicios de la sociedad y no se las deja vivir su vida como a los demas, y sintiendose felices de aportar a la sociedad de la que son parte.

  • Celia Yglesia dijo:

    Hace muchos años no veo nada similar a esta puesta en escena. Me emocionó mucho hasta las lágrimas. Excelente dirección, espectacular texto y MAGISTRAL actuación. Con esos elementos el éxito está garantizado. Muchas felicidades para todo el equipo.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Periodista de Cubadebate. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en 2020. Trabajó como redactor multimedia de Telesur (2019-2020). En twitter: @ajblancocu