Artículos de Apuntes del cartulario

Una columna de Ciro Bianchi Ross sobre La Habana y su historia.

Apuntes del cartulario  »

| 5

De seguro que usted las ha escuchado más de una vez. Y quizás hasta las haya tarareado. Canciones como Vendaval sin rumbo, Camarera de mi amor, Levántate y Los aretes de la luna son antológicas. Pero si le preguntan a usted el nombre de su autor, lo más probable es que vacile antes de responder que fueron escritas por José Dolores Quiñones.

Apuntes del cartulario  »

| 121

Aún se discute si nació en Francia o en España, que es la creencia más generalizada, pero no hay duda de que el piropo arraigó en Cuba y se extendió aquí como la hierba. Elogiar al paso la belleza de una mujer, hacerlo cara a cara, casi en su susurro, o decírselo solo con los ojos, nunca es pecado.

Apuntes del cartulario  »

| 5

Hizo un gobierno que la gente definió como de las tres “b”, baile, baraja y botella. Ganaba y perdía grandes sumas de dinero en la mesa de juego de la condesa, de quien era contertulio asiduo, y como apenas se ocupaba de la guerra, los intransigentes decían que estaba vendido al oro mambí. Su estancia coincidió con un momento extremadamente difícil de la guerra. El mayor general Máximo Gómez había atravesado ya la trocha de Júcaro a Morón.

Apuntes del cartulario  »

| 5

Raro es encontrar, durante la Colonia, a un extranjero que escribiera sus impresiones sobre Cuba y no consignara una referencia principal al juego. “No hay ciudad, pueblo ni rincón de la Isla hasta donde no se haya difundido este cáncer devorador: se juega desde la punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio”, escribía, en 1832, José Antonio Saco.

Apuntes del cartulario  »

| 2 |

Semanas atrás, cuando dedicamos el Apunte a las posadas, mencionamos el primero de esos establecimientos que existió en La Habana. Con el nombre de Carabanchel, abrió sus puertas, a fines del siglo XIX, en la esquina de San Miguel y Consulado. Se trataba de un edificio de tres plantas con 22 habitaciones y apartamentos.

Apuntes del cartulario  »

| 6 |

La crónica habanera está llena de agujeros negros. Hay toda una historia acerca del cabaret Tropicana y relatos pormenorizados sobre el bar Floridita. Y justo es que se les ensalce por lo que fueron y siguen siendo. Sin embrago, de un cabaret como el Sans Souci, establecimiento de primera línea en la noche habanera anterior a 1959, apenas se habla.

Apuntes del cartulario  »

| 14

A comienzos de la década de 1920-1930 estuvo por aquí un norteamericano llamado Enoch Crowder. Washington lo había enviado a La Habana con la misión de supervisar las elecciones y cuando estas pasaron quedó como una especie de procónsul. Al hombre le gustaban tanto los tragos que andaba siempre -así lo recordaba Alejo Carpentier- “entre dos jaiboles”.

Apuntes del cartulario  »

| 2

José Martí la describe con su risa bullente, el cabello áureo, los ojos azules, la fisonomía resplandeciente y móvil. Amaba la vida sencilla y sin etiquetas, libre de protocolos y obligaciones palaciegas. “Mi vida es la historia de una mujer que no hubiera querido tener ninguna”, escribe en sus memorias.

Apuntes del cartulario  »

| 15

En Cuba “bicho” es sinónimo de astuto, de vivo, de trapacero. En la vieja política cubana en la que hubo tanto bicho, nadie, salvo Batista, parece haberlo sido más que José Manuel Alemán. ¿A cuánto ascendió su fortuna o, mejor, cuánto se robó del Tesoro de la nación? Nadie lo sabe con certeza.

Apuntes del cartulario  »

| 37 |

La larga secuencia se inicia con el Casino Deportivo, propiedad de Alfredo Hornedo, Senador de la República y dueño asimismo del periódico El País, y otras muchas empresas, entre las que se impone mencionar el hotel Rosita de Hornedo (actual Sierra Maestra) y el teatro Blanquita, el mayor del mundo en el momento de su inauguración (1950) con 6 500 butacas, cafetería para 200 comensales y pista de patinaje sobre hielo.

Apuntes del cartulario  »

| 39 |

Posada es sinónimo de mesón, de hotel. Es una casa pública donde se da alojamiento y comida. Casa de huéspedes. Fonda. En la Cuba de ayer una posada era algo más que eso. U otra cosa. Era el sitio en que, a falta de algo mejor, una pareja alquilaba una habitación para disfrutar de un rato de intimidad. Ese rato era siempre de tres horas y tenía un precio convencional.

Apuntes del cartulario  »

| 7

El Galiano y San Rafael de Guanajay es la esquina que ocupa el edificio del café-restaurante El Niágara. Se trata de la esquina más célebre y emblemática, el corazón, pudiera decirse, de esa cuidad del occidente habanero. Por su lugar privilegiado dentro del casco urbano y la cantidad de instituciones y comercios a los que ese inmueble dio albergue.

Destacadas